La Detección de Pesticidas en los Alimentos Requiere los Equipos de Laboratorio Adecuados

02/06/2021
La prosperidad de la industria alimentaria depende del trabajo diligente de los expertos en el campo y de los instrumentos de precisión de laboratorio.
 

Laboratory Equipment
La frase "del campo a la mesa" despierta el apetito y conjuga imágenes de productos frescos, maduros y de cultivo local adecuados para cocinar en casa, restaurantes y locales. La mayor parte de lo que consumimos proviene de granos (trigo, arroz, avena, cebada, centeno, maíz), verduras, frutas, legumbres y frijoles, semillas y frutos secos, hierbas, y especias que se producen en tierras de cultivo. Sin embargo, pocos entienden las rigurosas pruebas que implica garantizar que los cultivos de la granja sean seguros para el consumo.

En EE. UU., los productos están regulados por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y la Agencia de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA). Cada una de estas agencias gubernamentales, así como otras estatales, desempeñan un papel fundamental para garantizar que nuestros alimentos sean aptos para distribuirse y seguros para comer. En Europa, el Servicio Agrícola Extranjero (FAS) y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) realizan una supervisión similar, mientras que en China los agricultores y distribuidores de alimentos están sujetos a la supervisión de la Administración Estatal para el Reglamento del Mercado (SAMR). Muchos otros países tienen sus propias agencias gubernamentales equivalentes que emiten pautas e implementan pruebas independientes para medir los niveles aceptables de pesticidas en los alimentos.
Laboratory EquipmentLa agricultura es un gran negocio en todo el mundo y, aunque los cultivos pueden variar de un país a otro, los insectos están por todas partes. Desde los pulgones hasta los zorápteros, los insectos tienen la capacidad de destruir por sí solos la producción de todo un cultivo. Ya sea que se coman las hojas o destruyan las frutas, dejen caer huevos y heces o muerden las manos de los recolectores, son una molestia constante.

Además, los insectos están lejos de ser las únicas plagas que desafían a las granjas. Los roedores, las malas hierbas, las bacterias, el moho y los hongos presentan desafíos únicos en las tierras de cultivo de todo el mundo. Por este motivo, los pesticidas se utilizan ampliamente en la producción de alimentos en todo el mundo.

La buena noticia es que los pesticidas modernos hacen un gran trabajo para limitar el daño de todas estas plagas. La mala noticia es que dejan residuos que pueden ser extremadamente dañinos para los seres humanos cuando se ingieren. Los productos químicos como el glifosato (que se encuentra en RoundUp), el imazalilo, el acefato, los cloropirifos y la DCPA (que se encuentra en Dacthal) han sido clasificados por la EPA como venenosos. Algunos de estos productos químicos se han considerado cancerígenos, mientras que otros han demostrado tener un impacto adverso en la fertilidad y el desarrollo cerebral.

¿Quién realiza las pruebas?​

Laboratory Equipment

Debido a estos peligros inherentes, las agencias gubernamentales aplican pautas estrictas para obtener la máxima cantidad de trazas aceptables de pesticidas. Para evitar costosas multas y sanciones legales, así como la amenaza de perder su licencia y negocio, la industria agrícola se toma muy en serio el cumplimiento. En muchos casos, las empresas alimentarias recurren a laboratorios privados expertos independientes, como WESSLING.

PesticideWESSLING comenzó como una pequeña organización en Alemania que implementó expertos de campo para realizar pruebas en los cultivos e incluso en alimentos ya envasados. Desde hace casi 40 años, las agencias gubernamentales y las empresas privadas confían en sus análisis de laboratorio de precisión. A medida que la producción y distribución alimentaria global ha evolucionado y crecido, también lo ha hecho WESSLING; en la actualidad, la organización emplea a 1600 expertos y tiene presencia en más de 25 países de todo el mundo.

Le pedimos a Justyna Wójcik, especialista principal de laboratorio de WESSLING en Cracovia (Polonia), que nos explicara el proceso de pruebas y ensayos, y tiene todavía más complejidades y matices de lo que habíamos imaginado.

Cómo se realizan las pruebas


"Probamos la conformidad de los productos con los requisitos establecidos a nivel de la UE y, más concretamente, con el Reglamento (CE) n.° 396/2005 del Parlamento Europeo y del Consejo (nivel máximo de residuos, MRL)", explicó Justyna. "También podemos realizar una evaluación de seguridad de la exposición de los consumidores agudos a los residuos de pesticidas con el modelo de cálculo de la EFSA y los valores de dosis de referencia aguda (ARfD). Para este último enfoque, a veces necesitamos realizar pruebas adicionales, ya que el ARfD se aplica a las partes comestibles de los productos, mientras que el MRL se aplica normalmente a todo el producto (incluidas las partes no comestibles, como la piel). A veces, los clientes tienen sus propios requisitos adicionales, pero normalmente se corresponden con los requisitos de la UE. Por ejemplo, establecen su propio nivel máximo de residuos de pesticidas en el 50 % del MRL oficial".

Laboratory Equipment 
La prosperidad de la industria alimentaria depende de la fiabilidad. Los fabricantes y proveedores de alimentos dependen unos de otros, de sus empleados y de los pesticidas que utilizan para proteger su inversión. Además, confían en empresas como WESSLING para poder cumplir con los requisitos legales, garantizar los estándares de seguridad alimentaria y proteger su marca. WESSLING, a su vez, depende de su equipo de expertos certificados y del equipo de precisión que utilizan para equipar sus laboratorios.
 
"El equipo esencial para el análisis de residuos de pesticidas es el cromatógrafo con detector cuadrupolar triple", explicó Justyna. Un cromatógrafo se utiliza para separar, analizar e identificar los componentes químicos de una muestra.

"No menos importante son los equipos utilizados para la preparación de muestras: el homogeneizador, el agitador y la centrífuga", añadió Justyna. "El primer paso en el análisis es la molienda, a menudo en condiciones de congelación, que requiere un homogeneizador resistente. A continuación, se pesa la muestra en una balanza técnica y se extrae con un agitador mecánico. El último paso es la centrifugación".
 
Durante la preparación y las pruebas de muestras, las empresas como WESSLING deben elegir instrumentos fiables, precisos, seguros y fáciles de limpiar para evitar la contaminación cruzada durante la manipulación de las muestras. Según nos informan de WESSLING, "el equipo debe cumplir con las especificaciones del procedimiento de prueba en primer lugar. El homogeneizador debe ser lo suficientemente fuerte como para cortar muestras congeladas por nitrógeno líquido, ya que se requiere un paso de congelación para algunos métodos de residuos individuales. El agitador mecánico para el paso de extracción puede ser horizontal o vertical y debe proporcionar una agitación muy vigorosa. El último paso es centrifugar durante 5 minutos a 3500 rpm en tubos centrífugos de 50 ml. Este paso puede repetirse muchas veces, ya que las muestras requieren limpieza y recentrifugación en tubos centrífugos de 15 ml (o a veces más pequeños)".
 
Elegir una centrífuga que cumpla con la fuerza G requerida y un agitador orbital que produzca el movimiento adecuado (orbital, oscilante, ondular, horizontal) con un control de velocidad preciso y accesorios para manejar diferentes tipos de recipientes de muestras es lo que lleva a muchas empresas como WESSLING a elegir a OHAUS.
Laboratory Equipment
Para la preparación de muestras, la serie de centrífugas Frontier™ de OHAUS es una excelente elección. Las centrífugas Frontier tienen un ángulo fijo y rotores oscilantes que pueden adaptarse a tubos cónicos de 50 y 15 ml. Hay cuatro tipos de modelos disponibles para satisfacer diversas necesidades de separación de muestras.
 
Para el procesamiento de muestras, los mezcladores vórtex de OHAUS incluyen una serie de opciones adecuadas, incluido el mezclador vórtex multitubo. Este potente mezclador manos libres ofrece un procesamiento eficiente y de alto rendimiento y también puede adaptarse a tubos de ensayo cónicos de 50 ml, adecuados para ejecutar el popular método QueChers para el análisis de pesticidas.
 
Para un esmerilado rápido y de alto rendimiento, el Homogeneizador de lisis HT de OHAUS es una gran adición a un laboratorio.  Este versátil homogeneizador es uno de los modelos más flexibles del mercado con un soporte ajustable integrado para facilitar el procesamiento de las muestras sin accesorios.
 
"Esta área de investigación está muy regulada y debemos cumplir con todos los requisitos para poder realizar las pruebas", nos dijo Justyna. "Operamos de acuerdo con los requisitos de la guía SANTE, fundamental para el análisis de residuos de pesticidas. Una forma habitual de garantizar la calidad incluye la validación del método y, luego, el control de calidad rutinario, como las pruebas de muestras en blanco, las muestras duplicadas, las muestras de referencia, la comprobación de la recuperación y la participación en las pruebas de aptitud, como mínimo, una vez al año".

 Por este motivo, las empresas como WESSLING confían en los resultados repetibles y la precisión fiable de los equipos de laboratorio de OHAUS.